VIOLENCIA DE GÉNERO: LA COSTA ADHIRIÓ AL PROTOCOLO DEL CONSEJO NACIONAL DE LAS MUJERES

15 de septiembre, 2015

La rúbrica fue realizada por el intendente Juan Pablo de Jesús y la directora de Asistencia Técnica del Consejo Nacional de las Mujeres, Natalia Turbinare. Fue en el marco de la puesta en marcha del refugio para mujeres víctimas de violencia de género de La Costa.

El Hogar tendrá cerca de 500 metros cuadrados y contará con cinco unidades funcionales independientesEl intendente de la Municipalidad de La Costa, Juan Pablo de Jesús, firmó el acta de adhesión al protocolo marco del Consejo Nacional de las Mujeres, para el abordaje de problemáticas de violencia de género, de cara a la puesta en marcha del futuro Hogar de Protección de Mujeres víctimas de violencia de género, que se construye en Aguas Verdes.

El acta fue rubricada, también, por la directora de Asistencia Técnica del Consejo Nacional de las Mujeres, Natalia Turbinare, quien destacó el trabajo del Municipio en la temática y aseguró que, en el caso de La Costa, el protocolo servirá como “marco general de funcionamiento”.

“El protocolo es solamente un paraguas dentro del cual se elaboran los procedimientos locales, justamente por el hecho de respetar el trabajo de cada lugar, que es diferente en cada territorio; en estos distintos aspectos, y en el caso de La Costa, se viene trabajando desde hace mucho tiempo”, aseguró.

En este sentido, Natalia Turbinare destacó la tarea sostenida de las mesas locales, con encuentros regulares, donde se aborda la problemática de manera integral: “Tener una mesa local, que es una estrategia que nosotros tratamos de impulsar en todos los espacios, es muy importante. Porque los refugios no son una política de género en sí misma, sino una línea de acción dentro de una política pública de género”, agregó, y remarcó que este “es el espacio donde los distintos sectores se reúnen a elaborar estrategias acordes a cada una de las especificidades”.

Por último concluyó hablando de la experiencia multidisciplinaria: “Cuando una mujer ingresa a un refugio tiene una enorme cantidad de problemáticas asociadas a la violencia que está viviendo y que requieren de un trabajo interdisciplinario e intersectorial, en el sentido de que el abordaje debe ser integral y abarcar todos esos aspectos para que, ella, pueda hacer la elaboración personal para romper con ese vínculo violento con el apoyo y la ayuda de recursos para poder hacerlo”.

Por su parte, la directora de Género municipal, que también participó del encuentro, explicó que la tarea del refugio no se acotará a la contención, sino que bogará porque “esa mujer salga fortalecida”. “Nosotros tenemos que saber que esa mujer tiene todos los recursos simbólicos y necesarios para salir de otra manera a la sociedad”, aseguró.

El Hogar está ubicado en Aguas Verdes. Tendrá cerca de 500 metros cuadrados y contará con cinco unidades funcionales independientes. Además, tendrá un salón de usos múltiples, un consultorio y una oficina de recepción. Funcionará como refugio de contención, pero también contará con asistencia legal y psicológica.